Peña Flamenca de Jaén

PEÑA FLAMENCA DE JAÉN (25 años de historia)

Corrían los últimos años de la musical y creativa década de los sesenta cuando el colectivo primigenio de la Peña Flamenca de Jaén, establecía sus contactos y sus cuartos de cabales en los aledaños y centro del conocido "CALLEJON", hoy calle del Arco del Consuelo, concretamente en CASA ADRIANO, antes RESTAURANTE, MONTERREY, "CASA ANDRÉS", "LA MANCHEGA ", "CASA GORRION", etc.. Allí se reunían Angel García Cruz, José Solís Rostaing, Adriano Serrano Ramírez, José Agrela, Paco Valenzuela Vicente Morales Güeto, los hermanos Olivares y sus esposas (Fausto, Paco y Pepe, principalmente), Ramón Porras González, Rosario López, Angel Fernández Cos, Manuel Moral, etc., a los que luego se sumarían José Cruz García, Antonio Altés Sánchez-Rando, Fernando Pérez Mesa "Canalejas hijo", Luis Torres Arcediano, Manuel de Horna López, Juan Cárdenas "EL PEPON", Juan Antonio Ibáñez, Gerardo Fuentes, Rafael Villanueva, José Delgado o Eladio Rico. Tampoco se puede olvidar la flamenca taberna "ALVEAR" del callejón de San Vicente, regentada por el aficionado Antonio Aguayo, que servía casi de antesala a la que arrendara el bailador "MANOLE" cuando este se retiró del mundo del espectáculo. Como tampoco hay que dejar de mencionar esa especie de tabanco que era el "BAR TRIZ" y cuyo dueño, Diego Carmona, también dejaba constancia de su afición flamenca, as¡ como "EL MEZQUITA", ya en Peñamefecit, el cual a veces servia de cierre flamenco gracias a la disposición y afición de Cerezo, su dueño.

Así comenzaron las tertulias. De esta manera y gracias a las iniciativas y patrocinios que surgían de los dueños de la ACADEMIA SAN ALBERTO MAGNO, los artistas flamencos -con más o menos popularidad- fueron fluyendo con su arte hacia Jaén para encontrarse con un colectivo entendido, apasionado y sincero.

De esas tertulias salían los viajes hacia Mairena del Alcor, La Puebla de Cazalla, Morón de la Frontera, El Puerto de Santa María, Utrera, Jerez para acudir a los primeros festivales flamencos que comenzaron a instituirse en nuestra comunidad autónoma. En esas reuniones se concertaban las contrataciones a diferentes cantaores flamencos que luego eran pagadas a "escote" por los asistentes. Y en ese núcleo de aficionados nació el proyecto de fundar LA PEÑA FLAMENCA DE JAEN, la cual comenzaría su andadura en 1971, aunque la aprobación de sus estatutos y su alta administrativa no se llevaron a cabo hasta el 1972, siendo nombrado como primer presidente de la entidad el abogado José Solís Rostaing, el cual, apoyado por su Junta Directiva, consiguió ubicar su primera sede en una sala del CA,SINO PRIMITIVO, bajo el artesonado mudéjar que mandara construir el Condestable Lucas de Iranzo.

Mientras se llegaba a su asentamiento definitivo, hubo de buscar salones y locales donde celebrar las reuniones administrativas y artísticas, como la presentación en el CASINO DE ARTESANOS del libro de Antonio Mairena y Ricardo Molina "MUNDO Y FORMAS DEL CANTE FLAMENCO", acto que con contó con el cante de PACO "EL CLAVERO", JUAN MORENO MAYA "EL PELE" o "GITANILLO DE VÉLEZ". O como los primeros festivales flamencos de Jaén que se celebraron en los jardines de JABALCUZ en los años 71 y 72, contaron con la presencia de ROSARIO LOPEZ, DIEGO CLAVEL, PEPE CRUZ, PACO OLIVARES, MANOLO NIETO, MIGUEL GARRIDO, MANUEL TORRES y ANTONIO ANGUITA AYALA. Y también algo inusual, el escenario del desaparecido cine LIS PALACE convierte en plataforma flamenca para acoger el arte de unos consagrados como RAFAEL ROMERO "EL GALLINA", ENRIQUE MORENTE y MANUEL CANO, en el invierno del 72.

Una vez asentada la Peña en su local del citado CASINO PRIMITIVO, la actividad desarrollada se centró principalmente en un recital mensual, en los que imperaba los efectuados por artistas -hoy de reconocida solvencia- que comenzaban su andadura artística y entre los que se pueden citar a LUIS DE CORDOBA, DIEGO CLAVEL, "EL PELE", etc., o legendarios como OLIVE DE TRIANA, "COBITOS" o el mítico RAFAEL ROMERO.

Tras el liderazgo de José Solís Rostaing, preside la entidad Manuel de Horna Lopez, el cual efectúa una labor de cierta continuidad con la llevada a cabo por el primero. A este popular comerciante jiennense lo sustituye José Cruz García "Pepe Cruz", iniciándose con él un periodo de firme asentamiento de esta sociedad en los ambientes culturales de la capital.

El mandato de José Cruz está marcado por dos grandes sucesos que se producen en el seno de la Peña y que vinieron a confirmar la aceptación de este colectivo flamenco en la sociedad jiennense. Por una parte, el buen funcionamiento que durante las fiestas de San Lucas tuvo la caseta "LAS TRES MORILLAS", que junto con la denominada "EL CONDESTABLE", conformaba -con su programación flamenca- el núcleo principal de los espectáculos artísticos de la feria jaenera. Por dicha caseta pasaron artistas como TERREMOTO DE JEREZ, FERNANDA Y BERNARDA DE UTRERA, "EL LEBRIJANO", "FOSFORITO", DIEGO CLAVEL, "EL CHOCOLATE", "TURRONERO", CARLOS CRUZ, BENI DE CADIZ, ROSARIO LOPEZ, LOS MONTOYA, CHANO LOBATO, LA PAQUERA, JOSE MENESE, etc. por citar los más populares. El otro suceso que marcó el citado mandato de Pepe Cruz, fué el nacimiento, en la primavera de 1978, de la revista CANDIL, orgullo no solo de la entidad flamenca, también de la cultura capitalina, y cuya historia merece un capitulo aparte. Sin embargo no se consiguió, a pesar de los diferentes intentos, consolidar el festival flamenco de nuestra ciudad, pues tras la celebración de dos grandes eventos en el 75 y 76, la falta de asistencia de los aficionados jiennenses y las lógicas perdidas economices por tal causa, dieron al traste con la positiva iniciativa. Lo que si se consiguió fué organizar en septiembre de 1982 con brillantez, el X CONGRESO DE ACTIVIDADES FLAMENCAS, el cual ha quedado en el recuerdo de los aficionados y congresistas asistentes, como ejemplo de organización. En el mismo se presentó el número 23 de la revista CANDIL -monográfico sobre Antonio Mairena-, los libros de Manuel Yerga Lancharro, Vázquez de Sola, Alcalá Venceslada, Don Preciso y Ponencias, as¡ como el disco "CANTA JAÉN" con grabaciones de Carmen Linares, Carlos Cruz, Rosario Lopez y "Pepe Polluelas". Unos años antes y bajo la misma presidencia, la Peña instituye el PREGON FLAMENCO DE LA NAVIDAD, el cual ha quedado como espectáculo en el que el flamenco acrisola los sentimientos navideños, y bajo su arte, los expande por la geografía jiennense.

En el año 1983, la Peña sufre un cierto parón motivado por el desalojo de su local al iniciarse la remodalación del CASINO PRIMITIVO por parte del Ayuntamiento. Con una enorme voluntad, el entonces presidente de la entidad, Alfonso Fernández Malo, logra continuar, aunque en locales reducidos, con las actividades peñísticas y mantener así vivo el espíritu flamenco del colectivo y de la ciudad, hasta su ubicación en la actual sede. Supo en todo momento negociar con la corporación municipal la entrega de un nuevo local para la Peña, o en su defecto, una indemnización que pudiera costear la compra de un nuevo local para la entidad, como as¡ sucedió una década más tarde. Como tambien logró aunar esfuerzos para mantener viva la presencia de la Peña en las fiestas de San Lucas, tras el derribo de la caseta "LAS TRES MORILLAS".

Tras el mandato de Alfonso Fernández Malo es Ramón Porras Gonzalez que el toma las riendas del colectivo y desarrolla una labor ciertamente continuista con las anteriores, aunque en este periodo y por su afán cultural, se comienzan a organizar las SEMANAS DE ESTUDIOS FLAMENCOS que tanto éxitos artísticos han venido cosechando en nuestra ciudad, alcanzándose en la actualidad la cifra de diez celebraciones. Igualmente, tanto en el periodo de Alfonso Fernández como en el de Ramón Porras, la revista CANDIL continua afianzándose con calidad y difusión internacional y se consigue que parte de la financiación de la misma la asuma la CONSEJERIA DE CULTURA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA. Se publica un número extraordinario de la misma dedicado al cantaor ANTONIO FERNANDEZ DIAZ, "FOSFORITO", celebrándose un acto de presentación en el que el artista homenajeado dio un primoroso recital flamenco, En estos años se inicia una comedida colaboración con el Ayuntamiento, donde la Peña asume el papel de asesor flamenco de la institución, tanto para espectáculos como para publicaciones.

A finales de los ochenta, Vicente Morales Güeto es nombrado presidente y comienza la serie de negociaciones para hacerse con el nuevo local sin llegar a consentir la ubicación de la Peña en el reducido recinto que el Ayuntamiento ofrecía en el actual PALACIO DE CULTURA. En sus años de mandato se destaca la presentación del número extraordinario de CANDIL dedicado a las cantaoras FERNANDA Y BERNARDA DE UTRERA con un homenaje flamenco a las mismas que dura dos días y que culmina con un extraordinario recital de las cantaoras y su familia. Prosigue igualmente con un programa en el que se mantiene las Semanas Culturales, los recitales mensuales y los Pregones Flamencos de la Navidad.

A comienzos de los noventa es Tomás Ortiz Ibáñez el que asume la responsabilidad presidencial del colectivo con un fin primordial: la ubicación definitiva y permanente de la sede de la entidad. Tras elaboradas negociaciones con el alcalde D. José María de la Torre, se ratifica en el rechazo del local del citado Palacio de Cultura y consigue que la indemnización se convierta en subvención para as¡ poder hacer efectiva la compra de la sede actual, lo que logra en el último año de su mandato. Durante el mismo, además de mantener ,S actividades periódicas ya mencionadas de la Peña, Tomás Ortiz Ibáñez propicia el patrocinio de la Excma. Diputación para celebrar el CONGRESO CONSTITUYENTE DE LA ASOCIACION DE CRÍTICOS FLAMENCOS, la cual comienza su andadura en esta tierra. En su periodo de gestión se edita un nuevo número extraordinario de CANDII, dedicado a la memoria de CAMARON DE LA ISLA.

Ya en el año 95, el abogado Marcos Gutiérrez Melgarejo continua la labor negociadora con el Ayuntamiento de la capital para dotar a la sede de la Peña de un local remozado y apto para el desarrollo de las actividades flamencas, as¡ como de cualquier otro de tipo cultural, con una política de puertas abiertas hacia otros colectivos similares de la capital. Tras elaborar y firmar un convenio de colaboración con el alcalde, D. Alfonso Sánchez Herrera, se consigue -con la unanimidad de todos los grupos políticos- aprobar en un pleno del Ayuntamiento una Propuesta de Subvención, Cesión de Uso y Colaboración entre la Corporación Municipal y la Peña Flamenca de Jaén, lo cual lleva implícito las obras de adecuación de la sede. A comienzos del año 96, la revista CANDIL, alcanza su número 1 00, para lo cual se programan una serie de actos que realcen la presentación de dicho número, y que consistieron en recitales flamencos, mesa redonda y acto oficial de presentación de la misma. con asistencia de entendidos, autorizados locales, provinciales y autonómicas. Anteriormente -concretamente el 96- tambien se edita un número monográfico de la publicación dedicado a Paco de Lucia.

Como últimos actos a reseñar de esta sucinta historia, la Peña Flamenca de Jaén programó en los meses de mayo y Junio su XI SEMANA DE ESTUDIOS FLAMENCOS, dedicada al desaparecido pintor FAUSTO OLIVARES, y que llevó aparejado igualmente la celebración del XXV ANIVERSARIO de su fundación.